Cinco testigos: memorias del derbi

Se suceden los protagonistas, pero permanecen sus historias y la emoción no se va, tal es la identidad de un derbi. Los disputados por Deportivo y Celta legaron una colección de recuerdos que volverá a transitar este domingo a lo largo de la AP-9. Antes en la barra del bar, hoy más presente en las redes sociales, pero cuesta no pensar en ella como un tesoro de alto valor cuando la trayectoria reciente de ambos clubes invita a la nostalgia y también abraza un clima de convivencia más cálido, más cercano en las formas.

No siempre fue así, y Jorge Otero lo vivió a inicios de los 90. Al ahora entrenador del Arosa le tocó bailar con Fran. La misma parcela del césped, y la misma etiqueta a lomos: la de referentes de la cantera. «Tuve muchos duelos con él. Evidentemente, saltaban chispas. Yo me acordaba de su familia, él me preguntaba por mi madre, todas esas cosas típicas…», señala entre risas. «A veces, eran encuentros demasiado tensos. A 15 o 20 días del derbi ya se palpaba ansiedad en el entorno. Era el partido».

A ese clima alude José Ramón González para detallar cómo afrontó el Deportivo la visita a Balaídos el año en el que los blanquiazules ganaron la Liga. A sólo cuatro jornadas del final, con el Barcelona exhalando su aliento sobre la primera plaza y un pulsómetro en cada casa. «Antes del partido la gente rodeó el bus y apenas podíamos pasar. Veías el ambiente, tan hostil, y casi daba miedo», rememora el de Carreira. Aquel día marcó el ‘Turu’, pero no bastó. «Al acabar nos cantaban: “Adiós, a la Liga, adiós…».

Aquella campaña fue la antepenúltima de las 14 que arbitró Juan Ansuátegui Roca en Primera. En su retrovisor, dos derbis. En su cabeza, toda una hemeroteca de quien vio cómo Riazor se negó a ser plebeyo en la élite. «En la época del Superdépor, si me tocaba ir a Coruña solía quedarme en Santiago. ¡Es que no podías ni salir a la calle! La gente te reconocía, te preguntaba y a mí me gustaba mucho pasar desapercibido. Las estrellas del evento son y deben ser los futbolistas», relata amablemente el castellonense.

Para él, que aún coge el silbato cada fin de semana en competiciones de fútbol base y veteranos, hablar de angustia con el Deportivo sobre el tapete remite al mes de junio de 1992: «Con Arsenio coincidí varias veces y siempre me recordaba la promoción ante el Betis en Sevilla. Me decía: “Si el árbitro se hubiese asustado en aquel encuentro, no sé dónde estaría el Dépor ahora…”». ¿Y los cruces entre olívicos y herculinos? «Notábamos que había mucho ambiente, pero para nosotros era un partido más».

Que para Javier Maté no lo era ni lo es parecía advertirlo hasta el calendario. Hace falta viajar al año 1981 para evocar su debut con el Celta. En Segunda División. En territorio comanche. «Aquel partido tuvo unas connotaciones especiales. Riazor estaba en proceso de obras por el Mundial 82 y casi no había luz. Me acuerdo que los árbitros nos consultaron si queríamos continuar el partido, porque se veía poco. Íbamos ganando 0-1, y se decidió que sí. Y antes del final, nos empataron».

Aquel gol, obra de Traba, llegó cinco minutos antes de que José Luis Vara se fuese a las duchas antes de tiempo. Ni eso logra empañar la memoria colectiva creada en torno a su figura: «Era nuestro enemigo más odiado. Ya en los pasillos de los vestuarios te llamaba ‘portugués’ y mil cosas así. Y fue con quien más complicidad tuve después. Coincidí con él en el curso de entrenadores. Nos echábamos unas risas… Me dio una pena enorme cuando se murió», desentraña Maté.

Que en las gradas se percibe algo diferente a antaño también se desprende de las palabras de Alberto Albístegui. «Cuando jugábamos en Vigo no viajaba casi nadie desde A Coruña. Tal vez había temor por lo que uno pudiese encontrar. Me llamaba muchísimo la atención». Incide el ahora teniente de alcalde eibarrés en la importancia de una rivalidad sana, dentro de los cauces lógicos. A sus retinas acuden fotogramas de una etapa inolvidable. «Los que estuvimos en A Coruña por aquel entonces, nos emocionamos hablando de ella. Fue la hostia».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s